Alimentación para niños en verano

niños alimentacion verano

Queremos una alimentación saludable para nuestros niños durante el verano, pero los hábitos cambian y el apetito de los pequeños es también otro, cuando hace calor. Os damos unos consejos sobre nutrición y buenos hábitos para las vacaciones veraniegas.

Los niños deben crecer sanos e ingerir buenos alimentos todo el año, así que no vamos a cometer el error de cambiar la rutina para darles bocadillos, saltarnos la merienda o picar a todas horas.

Sabemos perfectamente que, para ellos, el verano es libertad y la ocasión para hacer lo que les dé la gana (también nosotros fuimos pequeños!). Pero no debemos dejar que pierdan los buenos hábitos que tanto les ha costado adquirir durante el año: horarios, 5 ingestas diarias, lavarse las manos, cepillarse los dientes …

niños alimentacion verano

Buenos consejos para que la alimentación para los niños en verano sea sana

Aquí tenemos un listado de recomendaciones. Leemos-las con los niños y seguimos todos juntos!

5 comidas al día. No saltarnos ninguna comida, es la única manera de no pasar hambre y evitar las ganas de picar entre horas.

Desayuno bien. Es la comida más importante del día. Debe haber un lácteo, fruta fresca o zumo de frutas natural y farináceos (4 galletas María, un trocito de pan o ¾ de taza de cereales sin azúcar).

No te olvides de la merienda. Así llegarás con menos hambre a la hora de cenar. Bocadillo pequeñito acompañado de leche o yogur y jugos de fruta son una buena alternativa.

Los zumos comerciales no sustituyen la fruta. Mucho mejor tomar un zumo de frutas natural, helados de frutas o batidos hechos en casa con edulcorante.

Tienes que limitar las horas de televisión, videojuegos y juegos de ordenador a una hora como máximo al día. Así estarás mucho más activo. Pon imaginación y sé creativo buscando y compartiendo otras actividades.

Recuerda que la sed la apagamos con agua.

Come de todo. No dejes de variar tu dieta, así no te cansarás y probarás cosas diferentes.

Haz ejercicio todos los días y juegos al aire libre. 2 horas como mínimo.

Duerme bien. Es tan importante como comer y jugar. Así crecerás mucho en verano!

Y para los padres …

Practica ejercicio con tus hijos, tanto al aire libre como en casa.

Organiza el día a día de los niños. Aunque es normal relajarse un poco durante las vacaciones, conviene respetar el horario de alimentación, porque esta rutina es muy importante para regular el apetito. Un correcto horario de las comidas es fundamental para no comer de más.

Lo mejor, la fruta y verdura de temporada. Son más buenos en verano e imprescindibles para una dieta sana. Cuanto más colores, más completa será su alimentación.

Limita el acceso a los alimentos más calóricos y menos nutritivos. Trate de no comprar chuches, snacks, refrescos …

Celebra cuando tu hijo haya comido bien y enséñale a cocinar.