¿Por qué roncamos? Principales causas de los ronquidos al dormir

Médicamente hablando, los ronquidos son un ruido causado por la vibración de las vías respiratorias, que sólo ocurre durante el sueño.

Casi la mitad de todos los adultos normales sufren ronquidos ocasionales, mientras que el 25% de ellos roncan constantemente. De hecho, el ronquido está tan extendido que muchas personas han aprendido a ignorarlo.

Algunas personas pueden no ver los ronquidos como un trastorno grave, pero no es cierto. Las personas que sufren de ronquidos generalmente tienen un sueño perturbado que les priva de un sueño normal y cómodo. Y si la afección empeora, el roncador generalmente tiene problemas de salud duraderos, incluyendo el síndrome de apnea obstructiva del sueño.

Además, los ronquidos a menudo causan vergüenza y tienen un efecto en el sueño de otras personas. Por eso es que mucha gente quiere saber como dejar de roncar para siempre. Pero antes de dejar de roncar, necesita saber una cosa:

la causa de sus ronquidos.

¿Qué causa sus ronquidos?

Esa puede ser una pregunta bastante difícil de responder si sólo asumimos una causa. De hecho, hay muchos desencadenantes fundamentales que fluyen hacia la gran fuente del problema. Por lo tanto, el primer paso que usted necesita dar es evaluar qué tipo de ronquido tiene usted. En la mayoría de los casos, el conocimiento sobre la causa del ronquido es útil como apoyo para la recuperación. Desde allí, usted tomará las medidas apropiadas para prevenir sus ronquidos.

Si quieres saber más sobre la causa de los ronquidos y cómo detenerlos, sigue leyendo.

Una persona que ronca puede no ser consciente de que ronca hasta que su pareja se lo diga. Hay que tener en cuenta los problemas que se pueden ocasionar a esta otra persona, también es muy importante que usted encuentre rápidamente una solución, porque el ronquido puede ser una señal de que usted no tiene buena salud. Hay muchas maneras de terminar con los hábitos de ronquido, pero la mejor manera de empezar es averiguar qué causa el ronquido.

Aquí están algunas de las causas de los ronquidos:…

Prevención de los problemas de espalda en niños y adolescentes

El número de niños con dolor de espalda aumenta con la edad. Un estudio reciente objetivó que el 51% de los niños y el 69% de las niñas de entre 13 y 15 años han sufrido dolor de espalda en alguna ocasión. No hay una edad mínima para sufrir dolor de espalda, pero es cierto que en menores de 10 años es menos habitual.

Causas del dolor de espalda

La principal causa (un 95-99% de los casos) es el dolor mecánico no específico. Se trata del dolor en que no se encuentra ninguna enfermedad concreta reconocible y que responde a mantener una postura forzada, como las adoptadas en ver la televisión tumbado o medio sentado en un sofá, jugar con una videoconsola, móvil u ordenador, sentarse en una silla y mesa desproporcionada al tamaño del niño, poner lateralizado el cuaderno o el folio en el momento de escribir o transportar mochilas escolares con peso y posición incorrecta.

Mucho menos a menudo, encontramos otras causas, como la espondilolistesis (desplazamiento anterior de una vértebra) o la enfermedad de Scheuermann (trastorno de la osificación vertebral).

Lo más importante ante un dolor de espalda persistente es consultar con el pediatra, el cual valorará lo que llamamos signos de alarma, que pueden ser la coincidencia con fiebre o pérdida de peso, que el dolor despierte por la noche, o que se reciban tratamientos farmacológicos como el uso prolongado de corticoides, entre otros.

dolor espalda niños

Riesgo de padecerlo en la edad adulta

Diferentes estudios han detectado que el hecho de haber sufrido dolor de espalda en la adolescencia es un factor de riesgo para que se presente en la edad adulta y que el riesgo aumenta en la medida en que se sufre más dolor. Las causas de ello no están del todo claras. Podría ser un hecho debido, en parte, a la persistencia de los malos hábitos para la salud de la espalda.

Importancia del ejercicio físico

Hay diferentes programas de ejercicio para pacientes con dolor de espalda. Los estudios realizados hasta ahora para comparar unos ejercicios con otros indican que no hay ninguno superior y que …