La mejor dieta para reducir el ácido úrico

dieta-para-el-acido-urico

En el artículo de hoy, hablaremos de uno de los principales males de la sociedad actual: el ácido úrico.

Aunque parece  un mal menor, es algo que debemos controlar si no queremos que empeore la situación. Conoce exactamente de qué se trata el ácido úrico y cómo podemos solucionarlo con una dieta rica en frutas, verduras y alimentos permitidos.

¿Qué es el ácido úrico

Sin duda, la dieta es esencial para poder tratar el ácido úrico en nuestro organismo. En este sentido, puede ser muy efectivo recurrir al consumo de jugos de frutas y verduras para aumentar la fibra y las vitaminas que adquirimos en nuestra dieta. Si no tienes, puedes hacerte con una licuadora como las de comprar-licuadora.com, y podrás hacerte estupendas recetas de licuados, jugos y batidos ricos en propiedades nutritivas y vitaminas.

Las causas del Acido Úrico pueden ser por una mala alimentación o por herencia en el 1% de los casos.

La acumulación del acido único en sangre, se produce por la degradación de la purina, sustancia que generalmente se elimina a través de la orina.

El acido úrico se puede convertir en una enfermedad crónica y será necesario cambiar radicalmente de hábitos alimenticios para poder llevar
una vida más placentera.

Cómo tratar el ácido úrico

Los tratamientos para el acido úrico pueden ser desde fármacos, ejercitación diaria y dietas adecuadas para reducir el valor en sangre. Si optamos por una buena dieta, veamos qué alimentos se recomiendan y cuáles no.

dieta-para-el-acido-urico

Alimentos prohibidos

  • Pescado y marisco (lenguado, sardina, mariscos, anchoas, arenque, caballa)
  • Vísceras (hígado, riñones, corazón, mollejas)
  • Carnes (cerdo, cordero, extractos de carne para caldos y sopas (cubitos o preparados))
  • Grasas (nata, manteca)
  • Bebidas con alcohol, café, colas, etc.

Alimentos que hay que consumir con precaución

  • Verduras ricas en purinas. Recuerda que el ácido úrico proviene de la degradación de las purinas. No es recomendable tomar espinacas, ni setas, ni champiñones, ni puerros, ni rábanos ni coliflor ni espárragos.
  • Algunos Lácteos (natillas, cuajada, leche entera)
  • Dulces (chocolate, pasteles, tartas, bollería industrial)
  • Salsas (mayonesa, ajoaceite).

Alimentos permitidos

  • Verduras y hortalizas (en especial: zanahoria, zapallo, calabaza, zapallito de tronco, remolacha, apio, cebolla, ajo, papa, batata, nabo, berro, pepino, achicoria; especialmente el apio crudo en forma de ensalada)
  • Cereales y Patatas (pan, trigo, harina, pastas, arroz, patatas)
  • Carnes (pollo, carnes con poca grasa)
  • Pescado blanco y huevos
  • Legumbres (una vez o dos por semana máximo)
  • Lácteos Desnatados (queso, yogur, leche)
  • Frutas (en especial: plátano, uvas, caqui, higos, higos secos, naranja, pomelo, mandarina, limón, sandia, melón)
  • Beber mucha agua (mínimo 2 litros)

Consejo extra: el uso de la cola de caballo

La cola de caballo es una planta rica en minerales, principalmente rica en Silicio que lo podemos encontrar en nuestro cuerpo; en la piel, en el esmalte dental, en las uñas, en los ligamentos, en los huesos. Por ello es muy ventajoso para los deportistas ya que fortalece articulaciones y huesos. También las personas de tercera edad se ven beneficiadas con la cola de caballo.

Tiene múltiples propiedades entre las cuales podemos mencionar que sirve para la fatiga, lesiones, retención de líquidos, cálculos en los riñones, previene la osteoporosis. Además, se utiliza para la tuberculosis, la calvicie, la hepatitis, ictericia, para las uñas quebradizas, las enfermedades de las articulaciones, incluso ayuda a bajar de peso.

Principalmente, está relacionada con la regeneración celular de la dermis
(piel), previniendo arrugas, e incluso desvaneciendo aquellas que ya han
aparecido.