Los beneficios de la actividad física en los diferentes grupos de edades

Tengas la edad que tengas, realizar ejercicio físico siempre es beneficioso, tanto a nivel físico como psicológico. Desde los más pequeños hasta los mayores, la realización de actividad física no tiene edades.

Según los grupos de edad, la práctica deportiva nos aportará unos beneficios u otros, pero siempre nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos. Sergi Garcia, entrenador personal y fisioterapeuta, nos habla de cuáles son estos beneficios.

El deporte y los niños

Para los más pequeños, realizar algún tipo de actividad física les ayuda a crear un hábito y aumentar su responsabilidad. Además, como se realiza en forma de juego, aprenden a seguir reglas. Por la misma razón, los niños comienzan a ser más colaboradores y más cooperativos. Por último, la práctica deportiva estimula en los niños la higiene y la salud y los ayuda a mejorar la autoestima.

beneficios deportes según edades

Adolescentes

Cuando ya empiezan a crecer, en la época de la adolescencia, la mejora de la autoestima sigue siendo uno de los beneficios más importantes de la práctica deportiva. Además, en esta época, el deporte les ayuda a desahogarse y canalizar la agresividad a través de la actividad física. A nivel más físico, el ejercicio mejora la estética, aumenta la fuerza y ​​el rendimiento.

Adultos

Una vez se entra en la edad adulta, el trabajo, la casa y la familia ocupan gran parte del tiempo. Aún así, es importante encontrar un tiempo diario para hacer un poco de ejercicio. La gente adulta suele llevar una vida muy sedentaria y quieren empezar a practicar deporte para evitar problemas posturales y posibles patologías. Para ello es importante apostar por trabajos con el propio peso corporal e imitar movimientos para los que el cuerpo está programado.

Personas mayores

Por último, entre las personas mayores es muy importante mantener un nivel de fuerza y ​​de masa muscular óptimo, así como un nivel de movilidad y de amplitud de movimientos globales muy bueno para evitar caídas que provocan facturas. En este grupo de edad también es muy importante incidir en la osteoporosis, la degeneración ósea muscular. Con la actividad física y el trabajo de fuerza muscular y de impacto, se puede estimular la mejora de la densidad mineral ósea.

Así pues, tengas la edad que tengas, resérvate un rato al día para hacer ejercicio físico, pero siempre bajo la supervisión de un profesional que te ayudará a alcanzar tus objetivos.